¿Beneficia el cambio de hora a la industria?

Como todos los años, el último fin de semana de octubre toca retrasar una hora el reloj y sacar una hora de luz a las tardes hasta el último fin de semana de marzo. Siempre que se cambia la hora se reaviva la polémica sobre cómo de beneficiosa es esta medida y si debería seguir aplicándose.

El cambio de hora se unificó en la Unión Europea en 1980 con el motivo de ahorrar energía: si las horas de luz coinciden con las horas de la jornada laboral, el consumo energético es menor.

El debate está servido

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), estima que el cambio de hora supone un ahorro del 5%, es decir, 300 millones de euros: 90 en los hogares y 210 en la industria y servicios.

Pero no todos los sectores saldrían igualmente beneficiados, mientras en la industria se reduce la luz artificial; en comercio, hostelería y turismo se incrementa su uso y puede bajar la cantidad de clientes al acortarse las horas de luz por la tarde.

El cambio de hora también tiene repercusiones pasajeras en la salud como: alteraciones en el sistema nervioso central, insomnio y somnolencia, irritabilidad, problemas de concentración y de memoria y trastornos digestivos. Es decir, el rendimiento de los trabajadores baja durante el período de adaptación.

Teniendo en cuenta estos pros y contras, toca considerar cómo de relevante se puede considerar el ahorro energético y si compensa los aspectos negativos asociados.

Cómo afecta el cambio de hora en Acebron Group

En Acebron Group no notamos variaciones relevantes en las cifras de consumo energético asociadas al cambio de hora. ¿Los motivos?

  • Como sucede en muchas grandes industrias, nuestros horarios de actividad de las máquinas son muy amplios. Por lo que, tanto en horario de verano como de invierno, se inicia y finaliza el trabajo de noche.
  • Tenemos sistemas de iluminación por leds en las fábricas que solo se activan cuando la luz natural no es suficiente, por lo que nuestro consumo en luz es inteligente.

Consideramos que en el sector industrial el ahorro energético pasa por el incentivo de medidas de ahorro y ayudas para ejecutarlas, más que por el cambio de hora. En nuestro caso, además del cambio en el sistema de iluminación, con la renovación de los compresores hemos conseguido reducir el consumo energético un 50% y contamos de un ERP que optimiza los tiempos de uso de las máquinas para evitar que estén consumiendo energía sin ser usadas.

¿El final está cerca?

Hace tiempo que la Unión Europea se plantea la desaparición de esta medida, siendo conocedores de que 8 de cada 10 europeos abogan por la eliminación del cambio de hora.

El Comité de Transporte y Turismo de la Unión Europea, aprobó la propuesta para abolir el cambio de hora con 23 votos a favor y 11 en contra. Con esta medida, el cambio de hora se acabaría en 2021, cada país escogería si quiere quedarse en el horario de invierno o de verano y, en función de eso, en marzo u octubre de 2021 harían su último ajuste al reloj.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú